Trucos para cuidar tu lavavajillas

Restos de comida y grasa son normalmente los principales inquilinos de los filtros de un lavavajillas. Y es muy probable que, a larga, si no se toman precauciones, los vasos y platos que introduzcamos en él salgan también sucios.

Así que para garantizar su buen rendimiento e higiene pueden seguirse una serie de consejos y trucos que alargan su vida útil de forma casi segura. ¡No te los pierdas!

Tips para el cuidado de tu lavaplatos

  • Antes de introducir platos y vasos sucios dentro del lavavajillas, se recomienda quitar los restos de comida con agua. Este simple gesto puede prolongar su vida útil unos dos años. Y es que los restos de comida que podamos dejar en los platos, sin aclarar previamente, van a parar al filtro y a los conductos, y pueden obstruir el sistema. Una limpieza de filtro cada dos meses es lo que recomiendan los principales fabricantes.
  • Platos, vasos y cubiertos deben colocarse de forma correcta para que el lavado sea óptimo. Unos enseres no deben tapar otros, si queremos que el agua los alcance por igual. Asimismo, debemos procurar cargas completas para ahorrar en agua y luz al máximo.
  • En cuanto el ciclo de lavado esté completo, es muy recomendable retirar los enseres de su interior cuanto antes mejor. El hecho de dejarlos dentro afecta a los materiales. Además, una vez finalizado el ciclo, el interior está muy caliente, con lo cual el secado es mucho más efectivo.
  • Usar siempre un programa donde se emplee agua caliente, ya que es mucho más fácil retirar la suciedad a una temperatura elevada que con agua fría. Un programa a 55 o 65 grados favorece la limpieza y optimiza el rendimiento del aparato.
  • El correcto funcionamiento del lavavajillas exige el uso de productos de buena calidad. El uso de un producto de marca blanca puede llevar a costarnos muchos dolores de cabeza y, por supuesto, ni se te ocurra usar lavavajillas normal. La espuma que produce podría dañar irremediablemente sus materiales.
  • Se recomienda usar sal que combata la aparición de cal como consecuencia del agua. El descalcificador debería ajustarse a la dureza del agua de la zona donde se resida. El grado de dureza puede consultarse en este práctico mapa.
  • En muchas ocasiones, los vasos y copas que introducimos en el lavavajillas dejan de brillar debido a la corrosión. Para evitarlo, existen en el mercado una serie de productos abrillantadores que actúan también como escudos protectores del cristal.
  • En caso de la aparición de moho dentro del lavavajillas, es recomendable dejarlo abierto para propiciar que se seque y no quede humedad en su interior.
  • Realizar una limpieza general, sin utensilios dentro, cada 30 o 40 lavados haciendo uso de los productos especiales que se venden para ello en supermercados y que se recomienda realizar a una temperatura elevada para una mayor eficacia.
  • Hacer un uso frecuente del aparato. Tenerlo inactivo puede hacer que acumule suciedad y es mucho más práctico usarlo que fregar los platos a mano: el uso de agua es mucho menor.

Etiquetas:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable CLICK CONTENTS SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios 10DENCEHISPAHARD SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.