¿Cómo arreglar una vitrocerámica con arañazos?

Si la vitrocerámica de tu cocina ha sufrido algún arañazo es posible que te estés llevando las manos a la cabeza y pienses que no existe solución, pero nada más lejos de la realidad.

Los arañazos en las placas vitrocerámica son muy habituales, pero existen algunos trucos que te ayudarán a arreglar una vitrocerámica con arañazos.

Es posible eliminar los rasguños conociendo algunos trucos o técnicas que siempre deberás poner en práctica son sumo cuidado. En el caso de que se trate de daños graves lo más recomendable será siempre contactar con un profesional en la materia.

Trucos para arreglar una vitrocerámica con arañazos

Si quieres quitar los arañazos de tu vitrocerámica de manera fácil y sin hacer un gran desembolso económico para tu bolsillo te recomendamos que tomes nota de estos útiles y prácticos trucos para arreglar una vitrocerámica en la que se haya producido un arañazo:

vitrocerámica con arañazos

Pasta de dientes

Uno de los trucos más empleados para deshacerse de los arañazos de las vitrocerámicas es el uso de pasta de dientes.

Por norma general, se trata de un truco que suele funcionar muy bien con pequeños arañazos que no tengan una gran profundidad.

Para su aplicación deberás poner una pequeña cantidad de pasta de dientes blanca sobre un trapo de algodón y aplicar sobre la zona dañada, frotando suavemente hasta lograr que desaparezca el arañazo.

Una vez haya desparecido el arañazo deberás pasar un trapo seco y limpio sobre tu placa vitrocerámica para eliminar los restos de pasta de dientes.

Bicarbonato sódico

Otro remedio muy utilizado para arreglar una vitrocerámica con arañazos es el bicarbonato sódico.

Deberás mezclar el bicarbonato con agua creando una pasta consistente y densa, pero que se pueda aplicar con facilidad, ya que si se encuentra demasiado seca podría dañar la placa.

Aplica la pasta de bicarbonato sódico con un paño suave sobre el arañazo y frota son suma suavidad. Elimina los restos utilizando con un trapo limpio hasta que quede completamente seca.

AmoniacoArreglar una vitrocerámica

Emplear una solución de amoniaco también puede ayudarte a reparar aquel arañazo que afea tu placa vitrocerámica.

Para ello deberás mezclar 500 ml de agua (medio litro de agua) con unos 20 ml de amoniaco. Deberás mojar un paño suave con la mezcla y frotar la placa suavemente en círculos.

Si el rasguño no desaparece por completo podrás volver a repetir nuevamente el proceso hasta conseguir eliminarlo.

Recuerda que si deseas gozar de una vitrocerámica que luzca como nueva es esencial mantenerla y limpiarla correctamente a diario.

También has de tener muy en cuenta que las cuchillas solamente deben utilizarse en caso de que exista mucha suciedad incrustada, ya que en caso contrario podrías dañar tu vitrocerámica.

Que no vuelva a cundir el pánico cuando se produzca un arañazo en tu vitrocerámica, ahora ya sabes cómo acabar con los rapones de tu vitrocerámica de manera fácil, rápida y económica.

¡Si queréis conocer más trucos y consejos, podéis seguir nuestra página de Facebook!

Etiquetas:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable CLICK CONTENTS SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios 10DENCEHISPAHARD SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.