Errores m√°s comunes al pintar la casa

Pintar en casa es f√°cil. Lleva trabajo, eso s√≠, pero no entra√Īa ninguna dificultad especial. Sin embargo, cualquier aficionado comete errores, y en pintura los errores pueden estropearte el efecto final, u ocasionar ‚Äúda√Īos colaterales‚ÄĚ en la vivienda.

Estos son los errores m√°s comunes que comete la gente al pintar en casa. ¬°Aseg√ļrate de que t√ļ no los cometes!

Errores comunes antes de pintar

  • El mal c√°lculo: Nunca compres pintura ‚Äúa ojo‚ÄĚ. Preg√ļntale al especialista de la tienda cu√°nto vas a necesitar dependiendo de la superficie que vayas a pintar, y compra siempre un poquito de m√°s. Te servir√° tanto para despistes o derrames durante el proceso, y sobre todo para reparaciones a posteriori, si se ensucia o ralla la pared, etc.
  • Escatimar en pinceles: Que no vayas a pintar habitualmente no es excusa para comprar malos pinceles la √ļnica vez que lo hagas. Un mal pincel dejar√° pelos en la pared, y un mal rodillo te har√° desaprovechar demasiada pintura. Para la inversi√≥n total que suponen, te vale la pena comprar unos pinceles buenos que te puedan servir toda la vida.
  • No limpiar ni arreglar la superficie: nunca deber√≠as pintar una pared sucia, alterar√° el color. Pero sobre todo lo que debes hacer es tapar con masilla cualquier agujero o desperfecto tras a√Īos de uso, para evitar acabados irregulares.
  • No proteger suelo y perfiles: por cuidadoso/a que seas, al pintar siempre caen gotas, y siempre ‚Äúse te sale‚ÄĚ la pintura del margen. El papel de peri√≥dico en el suelo es indispensable. Y la cinta de carrocero recubriendo enchufes, marcos de ventanas y puertas, bordes del techo o la pared perpendiculares, etc, tambi√©n.

rodillos y brochas para pintar casa

Errores habituales durante la pintura

  • No utilizar base: utilizar una capa base de sellador facilita la adhesi√≥n de la pintura y mejora el acabado final. Incluso te ahorrar√° alguna mano de pintura extra. Hacerlo sin ella‚Ķ siempre es peor.
  • Empapar todo el pincel: ¬Ņcu√°ntas veces has visto un pincel pintado hasta el cabezal met√°lico, o incluso el mango? Pero no hace falta sumergirlo en pintura, te basta con mojar dos tercios del pelo para pintar de forma efectiva. Parecido ocurre con el rodillo: una vez lo mojes necesitas ‚Äúvaciarle‚ÄĚ la pintura extra pas√°ndolo por la bandeja. Si empiezas a darle tal cual caer√°n enorme goterones que estropear√°n el efecto.
  • Precipitarse con el secado: hay que dejar un m√≠nimo de 24 horas para que la pintura est√© realmente seca y fijada. M√°s, si te has visto obligado a pintar en invierno o sencillamente hay mucha humedad. Si no das margen a un buen secado, cuando pongas los muebles de nuevo o toques o roces la pared, t√ļ te manchar√°s, y la pintura se estropear√°-
  • Sacar la cinta en seco: tienes que cubrir cada √°ngulo con cinta de carrocero‚Ķ ¬°pero debes sacarla justo al acabar de pintar! Mucha gente no se atreve a tocarla hasta que la pintura est√° seca, y eso es un error porque entonces muchas veces acaba arrancando peque√Īas partes de la pintura ‚Äúdonde toca‚ÄĚ.
javier traite

Historiador malogrado y escritor torcido. Amo de casa.

Etiquetas:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Información básica sobre protección de datos Ver más

      • Responsable CLICK CONTENTS SL.
      • Finalidad  Moderar los comentarios.
      • Legitimaci√≥n Tu consentimiento.
      • Destinatarios  10DENCEHISPAHARD SL.
      • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
      • Informaci√≥n Adicional Puedes consultar la informaci√≥n detallada en la Pol√≠tica de Privacidad.

      Zona Herramientas
      Logo
      Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
      Privacidad